Horario
Lun
9:00 - 17:00
Mar
9:00 - 17:00
Mie
13:00 - 20:00
Jue
9:00 - 17:00
Vie
9:00 - 14:00
Sab
Cerrado
Dom
Cerrado
Teléfono 948 21 55 41
Correo info@nuevoarticadental.com
Blanqueamiento dental

Blanqueamiento dental

Conforme te haces mayor, los dientes naturalmente se oscurecen. Incluso si bebes mucho té, café, vino tinto u otros alimentos o bebidas con colorantes potentes, los dientes pueden decolorarse antes durante tu vida. Otra de las causas más comunes de la decoloración es fumar, que produce que tus dientes sean amarillos. Las caries, los empastes y el sarro también contribuyen a su decoloración.

Actualmente, existen muchos productos que blanquean nuestros dientes y puede ayudar a aclararlos y recuperar ese blanco que tenían antes. Generalmente, estos productos contienen peróxido de hidrógeno o peróxido de carbamida. Cuando estos agentes químicos se descomponen, el oxígeno entra en la dura superficie externa, o esmalte, de los dientes y los blanquea. La duración de los efectos del blanqueamiento serán diferentes para cada individuo y puede variar de apenas unos meses a tres años.

Existen varias opciones para blanquear tus dientes. tenemos kits de blanqueamiento dental para utilizar en tu propia casa o un blanqueamiento en consulta. Siempre es recomendable hacerse una revisión dental antes de realizar cualquier tipo de proceso en tus dientes. Además, debes tener en cuenta que el blanqueamiento no funcionará si tienes una dentadura postiza, carillas, coronas o rellenos, pero sí que se pueden reemplazar si están descoloridos por unos más nuevos.

En el caso de que tengas algún tipo de enfermedad en tus dientes, siempre deberás ser tratada antes de someterte a cualquier tratamiento de blanqueamiento. Incluso existen casos en los que el blanqueamiento no es recomendable. Por ejemplo, este proceso no suele ser recomendado para embarazadas o mujeres lactantes. Si eres menor de 18 años, es ilegal ser tratado con un producto que contenga más de un 0,1% de peróxido de hidrógeno.

La mayoría de los tratamientos son rápidos, y eficaces y seguros y tienen como objetivo principal reducir varios tonos el color original de los dientes para tener una sonrisa más radiante y unos dientes más blancos. Es muy importante que la salud de los dientes esté por encima de todo, por ello, en este post, os recomendamos los tratamientos que creemos son los más efectivos y que al mismo tiempo cuidarán la salud de vuestros dientes.

Tipos de blanqueamiento

  • Blanqueamiento dental profesional en clínicas: es  un tratamiento estético  dental  que logra reducir varios tonos el color original de las piezas dentales, dejando los dientes más blancos y brillantes. Se aplica un producto blanqueante, el cual se activa mediante una lámpara LED, permitiendo que se abra el poro del esmalte para facilitar el blanqueamiento de la dentina de una forma segura y poco agresiva para el diente. Las nuevas y revolucionarias técnicas de última generación por ser el procedimiento seguro, eficaz y muy rápido, logran bajar entre 3 y 8 tonos el color de los dientes en una sesión en la clínica, sin dañar el esmalte y sin provocar apenas sensibilidad dental.

Como inconveniente, que tras el tratamiento blanqueador se recomienda seguir una dieta ‘blanca’ durante 72 horas después del tratamiento, evitando alimentos que provoquen tinción (Vino tinto, té, café, bebidas carbonatadas, tomate, curry, fresa, frambuesa… y, por supuesto, el tabaco.)

Cualquier persona que tenga la boca sana puede realizarse este tratamiento.

  • Blanqueamiento dental en casa: pero siempre bajo la supervisión del odontólogo, siguiendo sus indicaciones y acudiendo a las revisiones estipuladas. Se toman moldes del paciente para confeccionar unas férulas sobre las que se aplica el gel blanqueador. El paciente se colocará en casa las férulas con el gel durante el tiempo indicado y durante un periodo de tiempo pautado por el odontólogo.
    El tratamiento no perjudica el esmalte.

Contras: puede aparecer sensibilidad ocasional durante el tratamiento que desaparece una vez haya finalizado. Es más lento que el realizado en la clínica.

  • Blanqueamiento dental mixto:Este tratamiento combina las técnicas anteriores, aplicando en clínica la tecnología avanzada y reforzando en casa con.

Evidentemente, es mucho más lento, ya que necesita de varias sesiones y visitas a la clínica.

  • Blanqueamiento interno: el blanqueamiento interno está indicado para los dientes que se han oscurecido tras una endodoncia (matar el nervio) y su objetivo es devolver la tonalidad a un diente en concreto respecto a la totalidad. Sólo se puede hacer en dientes desvitalizados y se realiza en varias sesiones en la clínica con un procedimiento indoloro que no necesita de anestesia.
  • Carillas estéticas dentales: son  láminas de porcelana muy finas de última generación, que cubren la parte visible de los dientes con el fin de corregir problemas estéticos o patológicos, ocasionados por caries, restauraciones previas, fracturas, cambios de color o alteraciones de la forma dental. Asimismo las carillas estéticas dentales proporcionan fuerza y resistencia comparable al esmalte del diente natural.

Se adhieren a los dientes utilizando un cementado adhesivo especial que permite una perfecta fijación durante años.

 

¿Cómo es el procedimiento?

  • – Aislamiento de las encías con gel protector.
  • – Aplicación de gel de peróxido de hidrógeno al 35%.
  • – Activación con lámpara de luz fría
  • . – Realización de ciclo de fotoactivación.

cambio

6 alimentos que afectan más al color de los dientes

Son muchos los alimentos y bebidas que afectan al color de los dientes, incluso algunos pueden dañar el esmalte, ya que contienen sustancias cromógenas que se pueden adherir a los poros del esmalte, impidiendo que tu sonrisa luzca radiante.

Una higiene bucal adecuada y no abusar de alimentos como los que citamos a continuación,  son la mejor prevención para que nuestra sonrisa no se vea afectada y el color de nuestros dientes no varíe:

  • – Café y Té: ya que contienen taninos que pueden originar manchas permanentes. Recomendamos té verde o blanco.
  • – Vino: al igual que el café, contiene taninos que tiñen los dientes, pero además tienen un alto nivel de acidez, que erosiona el esmalte ayudando a que los pigmentos se filtren y oscurezcan los dientes. Recomendamos vino blanco, aunque cuidado, ya que es igualmemanchasnte ácido.
  • – Tabaco: aunque no se trata de un alimento, no podemos ignorarlo, ya que la nicotina, además de ser tremendamente perjudicial para la salud, lo es para los dientes, ya que provoca manchas que a veces, ni un tratamiento pueden eliminar.
  • – Frutas y verduras: tanto las de color oscuro como los cítricos, pueden manchar y dañar el esmalte. Evita las moras, cerezas, arándanos… sobre todo si estás realizando algún tratamiento blanqueador.

 

  • – Zumos de frutas o refrescos: tanto aquellos de color intenso como los que contienen cítricos o refrescos con colorantes que puedan teñir y oscurecer nuestros dientes. Lo mejor es hacerlos da manera natural, ya que no llevan azúcares añadidos e intentar usar frutas con colores oscuros o enjuagar la boca con agua nada más terminar de tomarlos.
  • – Salsas y condimentos: como la soja, la salsa de tomate, el vinagre balsámico… Puedes optar por una soja light, ya que contiene menos azúcar y almidón y manchará menos los dientes.

Lo que debes saber sobre el blanqueamiento dental

  • Es totalmente seguro

Los métodos comunes, a base de peróxido de hidrógeno, no dañan los dientes. Es cierto que algunas personas pueden experimentar ciertos efectos secundarios por un tiempo, como dientes sensibles o irritación de las encías. De hecho, la irritación no es consecuencia del compuesto, sino que es causada por la bandeja utilizada para ello. Así pues, el blanqueamiento es totalmente seguro y lo aprueban todas las asociaciones dentales nacionales e internacionales.

  • No dura para siempre

Generalmente, sus efectos durarán entre seis meses y año y medio.. Por supuesto, esto dependerá de cada persona y del método utilizado. Por ejemplo, si pasas por una clínica dental su efecto durará más.

  • Las pastas de dientes blanqueadoras pueden engañar

Esas pastas de dientes blanqueadoras no tienen el ingrediente activo clave para que puedan tener ese nombre: elperóxido de hidrógeno. En su lugar, utilizan componentes abrasivos suaves y agentes de pulido para limpiar los dientes y ayudar a eliminar las manchas más superficiales. Además, pueden provocar una sonrisa más brillante, pero en ningún caso podrán blanquear tus dientes.

  • Ten cuidado con los alimentos que manchan

Normalmente, consumimos alimentos y bebidas que nos pueden manchar nuestra dentadura: el café, el té, refrescos, las cerezas, etc. Lo ideal sería intentar evitar estos productos, pero en muchos casos es algo casi imposible. Así pues, trata de cepillarte los dientes tan pronto como acabes.

  • Cepillarte los dientes con fuerza y más a menudo no te los hará más blancos

En realidad, puede producir el efecto contrario. Si te cepillas demasiado fuerte o con un cepillo con las cerdas muy duras, puedes quitar el esmalte de los dientes con el tiempo. Cuanto más fino sea el esmalte, más se verá la segunda capa, que es la dentina, de un color amarillento o marrón. Es evidente que ese color no es el que queremos mostrar cuando sonreímos. Por tanto, cepilla de manera suave y con un cepillo de cerdas suaves.

  • Ten cuidado con los blanqueadores caseros o naturales

Hay mucha desinformación acerca del blanqueamiento dental. Por ejemplo, circulan ciertos métodos caseros para blanquear los dientes con limón. Es cierto que puede hacer tus dientes más blancos, pero debes utilizar con precaución este método, pues también puede corroer el calcio de tus dientes, debilitarlos y hacerlos más propensos a las caries. No te fíes de todos los remedios caseros que encuentres.

Blancorexia Dental: Obsesión por los dientes blancos

Mostrar una sonrisa de cine puede convertirse en  una obsesión, además, tener una sonrisa blanca no siempre es sinónimo de boca saludable. Abusar de los tratamientos blanqueantes pueden dañar las capas superficiales del diente , haciendo estas más porosas, lo que puede provocar una afección en las raíces y nervios . El anhelado color blanco tiza, no es para todas las dentaduras ya que eso dependerá del color de la dentina de cada uno.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *