Miedo al dentista

Miedo al dentista

¿Qué es el miedo al dentista?

El miedo al dentista o la odontofobia es un miedo irracional y paralizante que lo padecen muchos pacientes.

¿A qué es debido?

  • Miedo al dolor.
  • Una experiencia traumática: recuerdan que les dolió y en ocasiones a algunos pacientes se les sujetó para poder realizarles el tratamiento.
  • Miedo a las agujas o a que no haga efecto la anestesia.
  • Miedo a las consecuencias de la anestesia.
  • El ambiente que les rodea les impresiona (la bata, la mascarilla, el sillón dental, …)
  • Desconocimiento del tratamiento que se les va a realizar.
  • La posición incómoda en la que van a estar colocados.

¿A quién afecta?

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) más del 15% de la población sufre odontofobia y el resto tiene algún tipo de ansiedad o malestar cada vez que tiene que visitar al dentista. Además, según diferentes estudios el miedo al dentista hace que la persona se aleje de las buenas prácticas de higiene recomendadas, como son un correcto cepillado de los dientes o del uso del hilo dental. Este miedo hace que eviten ir al dentista y si lo hacen es sólo en episodios de mucho dolor, y cuando éste desaparece, dejan el tratamiento pautado, produciendo un deterioro de la dentición aún mayor; y haciendo que sólo intenten volver al dentista cuando su problema dental está ya muy avanzado o el dolor es cada vez más extremo.

¿Cómo solucionaremos esa fobia?

  • Se identificará tu fobia en particular.
  • Te explicaremos el tratamiento que se te va a realizar, el tiempo que va a durar, y te iremos relatando lo que se te está haciendo para que en todo momento estés informado.
  • En casos de los niños, se les dará una cita sólo para conocernos, y en la siguiente se le explicará el tratamiento desde el principio en un lenguaje sencillo, y con oportunidad de que le podamos contestar cualquier duda antes de empezar.
  • Si nada de lo anterior hace que sigas teniendo miedo, existe la posibilidad de recetarte una medicación relajante para que puedas venir a la siguiente cita mucho más tranquilo.

¿Cómo prevenimos la fobia en edades tempranas?

Para evitar que se cree una verdadera fobia, es importante acostumbrar a los niños a la consultas. Lo ideal es traerlos a saludarnos a la edad de 1 año para ir acostumbrándolos a la clínica y así, dejar que nos conozca.

Si has tenido alguna mala experiencia, si tienes fobia al dentista, cuéntanoslo para poder ayudarte antes de que el problema se haga más grande.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *