Diabetes y salud bucal

¿Qué es?

La diabetes mellitus incluye un grupo de enfermedades metabólicas, con alteración en el metabolismo de los carbohidratos, en las que la glucosa está infrautilizada y sobreproducida, lo que conduce a hiperglucemia (aumento de la glucosa en sangre).

¿Qué tipos hay?

Hay varios tipos de diabetes según la etiología:

  • Diabetes mellitus tipo 1 (puede ser inmune o idiopática) está normalmente causada por la destrucción autoinmune de los islotes de células beta pancreáticas, con lo cual éstas no sintetizan ni secretan insulina y representa el 5-10% de los casos
  • Diabetes mellitus tipo 2 (85-95% de los casos) se produce por una combinación de resistencia a la insulina y una inadecuada secreción de la misma
  • Diabetes mellitus gestacional, aparece en el embarazo (entre 5-15% de los embarazos), con un comportamiento similar a la tipo 2, y desaparece tras dar a luz; y hay otras formas específicas, como las de origen genético o infeccioso (Sacks y col. 2011).

¿Qué consecuencias tiene?

A largo plazo, el diabético puede desarrollar diversas complicaciones:

  • Retinopatía (que puede conducir a ceguera),
  • Nefropatía (que puede llevar a fracaso renal),
  • Neuropatía periférica (que puede causar úlceras en los pies, amputaciones y problemas en las articulaciones),
  • Neuropatía autónoma (que puede causar síntomas gastrointestinales, genitourinarios, cardiovasculares y disfunción sexual).
  • Además, hay un incremento en la incidencia de ateroesclerosis y enfermedades cardiovasculares, cerebrovasculares y arteriales periféricas.
  • También es frecuente la asociación con hipertensión y anomalías del metabolismo de las lipoproteínas (Sacks y col. 2011).
  • Algunos investigadores consideran a las enfermedades periodontales como otra complicación de la diabetes (AAP 1996).

¿Con qué frecuencia aparece?

Se estima que existen 246 millones de personas afectadas de diabetes mellitus tipo 2 en todo el mundo, que puede aumentar hasta los 380 millones en el año 2025, si se cumplen las últimas predicciones (Wild y col. 2004).

En España, se prevee que el número de diabéticos supere los 3 millones en los próximos años.

Actualmente, el 13.8% de la población española (aproximadamente 5.3 millones de personas), mayor de 18 años, sufre diabetes tipo 2.

El 6% de la población española tiene diabetes pero no ha sido diagnosticada todavía, según estos datos publicados en 2011 (Soriguer y col. 2011).

 

Relación entre diabetes y salud bucal

La diabetes puede reducir la resistencia de su organismo frente a las infecciones, y las encías son uno de los tejidos que probablemente se verá infectado.

Los niveles elevados de glucosa en al sangre pueden agravar la enfermedad de las encías, pero esta enfermad puede ser también un factor que cause un aumento de azúcar en la sangre y que dificulte el control de la diabetes.

¿Porqué es tan importante la salud bucal para las personas con diabetes?

La diabetes no sólo hace que haya una mayor propensión a padecer una enfermedad de las encías, como la gingivitis o la periodontitis, sino que también fomenta los siguientes problemas de salud bucal:

  • Infecciones bucales
  • Infecciones micóticas que pueden conducir a aftas o ulceras bucales.
  • Mala cicatrización, especialmente tras una cirugía dental.
  • Boca seca
  • Pérdida ósea y perdida de dientes ( si la enfermedad de las encías no se trata)

¿Cómo saber si padece una enfermedad en las encías?

Responda a las siguientes preguntas para evaluar su riesgo de sufrir enfermedad periodontal.

 

Si el total es de más de 3 puntos, podría usted padecer una enfermedad periodontal.

En ese caso, deberá solicitar asistencia odontológica.

 

 

 

 

 

Publicado por: